¿POR QUÉ AFEITERS?

Por en magazine

Queremos y creemos firmemente que podemos mejorar la experiencia de afeitado.

El afeitado es un ritual y debe seguir unos pasos para el mejor resultado.

Nuestra sugerencia es la siguiente, pero siéntete libre de poner un poco de ti y modificar lo que consideres, al final del día, todos los caminos conducen a Afeiters, 😉

  1. Lo primero, como bien sabes, sobre gustos no hay nada escrito, tenemos Afeiters que prefieren ducharse antes del afeitado y otros que prefieren ducharse después, hazlo como quieras, eso si, nuestro primer paso es tener la cara ligeramente humedecida. En Afeiters lo que hacemos es poner un poquito de agua, puedes hacerlo en el mismo lavabo, y usamos ese agua para dos cosas, para humedecer la cara, y para dejar sumergida la cuchilla en ella. El agua nos gusta templada tirando a caliente, pero de nuevo, sobre gustos, no hay nada escrito, lo que más te guste porque de hecho en invierno agradecerás el agua caliente pero en verano, probablemente la prefieras fría.
  2. Pon un poco de espuma en tu mano y repártela sobre la superficie a afeitar con la otra mano y un suave masaje. Ten en cuenta que ese masaje hará que la espuma se adhiera mejor a tu piel, y eso si, asegúrate que repartes un volumen homogéneo de espuma por la superficie a afeitar.
  3. Rescata a tu cuchilla del fondo del lavabo, ya se ha humedecido, tu cara también está humedecida, la piel y la espuma ya son uno gracias al masaje y estas listo para afeitarte. En Afeiters nos gusta afeitarnos a favor de la dirección que crece el pelo, es decir, del bigote, a la barbilla y al cuello, del mismo modo, de las patillas, al mentón y al cuello. Hazlo con tres o cuatro pasadas en una zona concreta, agita tu cuchilla en el agua para deshacerte de los pelos afeitados y repite hasta que hayas hecho desaparecer casi todo el pelo de la zona que quieres afeitar.
  4. Como ya te has afeitado en la otra dirección, reduciremos esa agresión y conseguirás un mejor apurado.
  5. Marcar las patillas o zonas que precises, la cuchilla 5+1 de Afeiters tiene esa sexta cuchilla justo para esto, para marcar y que te quede un corte perfectamente recto. Posteriormente querrás repasar de nuevo con las otras cinco cuchillas.
  6. Ha llegado la hora de lavar bien la cara con agua y si tienes alguna crema refrescante para después del afeitado, mejor. Del mismo modo, es importante lavar bien la cuchilla y secarla, primero con breves sacudidas en el aire sobre el lavabo y después con un secador o con la toalla, tanto el mango como las cuchillas pasando suavemente la toalla en la dirección de las cuchillas, desde la banda finita de goma naranja hacia la banda más gruesa. Listo, hemos terminado, asegúrate de no dejar tu cuchilla en cualquier lado y mucho menos apoyando las cuchillas sobre una superficie mojada, para algo la hemos secado y dejado lista para el siguiente afeitado.

Te recomendamos leerte el artículo que hemos publicado sobre como alargar la vida de tu cuchilla, te damos algún que otro detalle más.

¡Pásate ya a la experiencia Afeiters!