Super Afeiters

¡Descubre las hazañas de Super Afeiters!
Super Afeiters

Lo confieso. Tengo que hacerlo. Además no se me caen los anillos por decirlo, porque ahora es el momento de desvelar un secreto que compartimos muchos hombres: siempre he apurado las cuchillas de afeitar. Desde pequeño. Luego, como toca, he alardeado siempre que he podido comprar de las caras: en los viajes con amigos, o cuando te encuentras con un conocido haciendo la compra, cualquier momento es propicio… Se trata de demostrar que pagar una barbaridad por las cuchillas, a sabiendas, es síntoma inequívoco de que el cuidado personal es una prioridad; nada como meter en la cesta de la compra quince o veinte euros en forma de 4 recambios cuchillas de afeitar, a ser posible de futbolistas, como si ellos me fueran a ayudar a llegar a final de mes o me fueran a hacer un favor… Eso sí, luego ya en la intimidad, la cuchilla no se tira a la basura hasta que no sea absolutamente necesario. ¡Faltaría más! No quiero pensar en los aficionados que tengan tirria al equipo de futbol en cuestión cuanto apuran sus cuchillas…

Mentiré y no diré que las apuraba hasta resultar ridículo, hasta que era difícil saber si lo que cortaba era la cuchilla de afeitar o el cabezal de plástico, (que he llegado a pensar que se afila con la barba), puesto que un caballero no se presta a estas mezquindades monetarias. Pero sí admito que algo si las apuraba. Un poco.

Pues hoy no.

Estaba yo con mis manías esta mañana dispuesto a aferrarme a mi cuchilla. Por mi cuchilla de afeitar ¡Maaato! La he mirado. La banda ya había cambiado de color, cierto, pero yo lo he achacado a que tenía sueño. Años de entrenamiento me han provisto de todo tipo de excusas como para caer ahora en el primer contratiempo…Todavía tengo al menos munición para discutir conmigo mismo sobre el cambio durante varios asaltos que pueden durar días, incluso semanas: “en realidad la banda cambia de color porque es una obsolescencia programada” ; “la culpa es de mi pareja/hij@ que ha cogido MI cuchilla sin permiso”; “Hoy no tengo tanta barba”; “un afeitado más aguanta”; “mi piel de pirata curtido del caribe / hombre de pro / playboy encubierto soporta cualquier metal”, ojo que estas excusas puede ser usada varias veces: una por descripción personal; “no es que la cuchilla no corte, es que hoy estoy dormido”, y un sinfín de excusas que hoy os regalo porque ya no las necesito. No me hacen falta, que cosas.

Siento la liberación de haber completado algo que tenía pendiente desde hace tiempo. Un gran jeroglífico sin resolver, un enigma indescifrable, una incógnita filosófica a la par que matemática que tenía oprimida a la mitad de la humanidad. Vamos que creo que me deberían poner una calle. Que felicidad. Dejadme compartir este secreto con vosotros.

Me he apuntado a Afeiters, y… ¡OJO AL DATO! ¡Hoy he lanzado a la papelera la cuchilla de afeitar sin apurar! Así sin más. A la brava. Porque sí. ¡Porque no tengo ni un pelo de tonto y porque soy un crack! No diré lo del valer o no porque como habréis apreciado no me gusta plagiar… Yo simplemente mejoro lo presente. ¡Toma ya! ¡¡¡Permitidme estas bravuconadas porque me siento como el liberador de la opresión de las grandes marcas!!! Soy David contra Goliat.

Que grande ha sido. Vuelvo sobre lo mismo. No para ensalzarme a mí si no al hecho. Al momento, a ese segundo histórico que se ha prolongado en el tiempo… En una conjunción físico astrológica unida a un ejercicio de capacidad cognitiva y sensorial sin precedentes en mi persona, (bueno sí, cuando me apunte a Afeiters), ¡Me he dado cuenta que gracias a MI plan podía volver a estrenar cuchilla! ¡Y encima ahorrando pasta! Increíble. Se me han saltado las lágrimas de la emoción, pero esto lo negaré en público.

Añadir un comentario

* Nombre:
* E-mail:
Web: (url con http://)
* Comentario:
Escribe el código

EL Barbero de Afeiters

El magazine para hombres que se enfoca en la moda, el estilo y la cultura masculina, con artículos sobre comida, cine, salud, sexo, música, viajes, deportes, tecnología y literatura. Un magazine exclusivo y sofisticado para el hombre inteligente.


Últimos artículos

¿Cómo usar una brocha?
Super Afeiters

En este artículo te explicamos como utilizar una brocha de afeitar. Leer más


Afeiters, tu cuerpo, y el deporte
Super Afeiters

¿Afeitado o sin afeitar para el deporte? Leer más


Super Afeiters
Super Afeiters

¡Descubre las hazañas de Super Afeiters! Leer más


¡Llega el afeitado femenino!
Super Afeiters

Sí, no te has equivocado, tus ojos no te engañan, lo contamos en este artículo. Leer más


Comparativa de cuchillas
Super Afeiters

¡La comparativa definitiva, justa y honesta que estabas esperando! Leer más


HABLAN DE NOSOTROS EN

DTLUX.com habla de AfeitersExpansión fuera de serie habla de AfeitersMensHealth habla de AfeitersEsquize habla de AfeitersEl Confidencial habla de Afeiters

Boletín